Específicamente, la tarea del profesional está relacionada con la realización de análisis que permitan controlar la calidad de todas las materias primas y productos finales que intervienen en los distintos pasos productivos, como así también en la implementación y/o desarrollo de las técnicas utilizadas. Podrá colaborar con todo lo referido a toma de muestras, control de higiene, traslado, diseño de líneas de producción, envasado y rotulado, etc., de la cadena de elaboración  de alimentos. Controlará, además, la forma en que los alimentos producidos se ajustan a las normas dictadas por los distintos organismos de control.