En el marco de las actividades de difusión de la salud y prevención de enfermedades del ámbito psico-emocional- laboral que realiza la Escuela de Educación, se desarrolló la conferencia de estrés laboral a cargo del Dr. Pablo Cólica. Cólica es especialista médico en medicina interna y dedicó gran parte de su carrera al estudio del estrés crónico en personas con obesidad, con problemas endocrinos, Alzheimer, en el embarazo, en edad avanzada y en el trabajo, particularmente estudiando el estrés de los trabajadores de los call center. Es miembro fundador y presidente actual de la Asociación de Medicina del Estrés y participa activamente en eventos relacionados, en nuestro país y otros países.

Cólica comentó que: “actualmente estamos trabajando en nuevo paradigma de salud.  Siendo partidarios de que no se puede seguir con la super especialización que fragmenta al ser humano, donde los agentes de salud están acostumbrados a tratar los órganos y los síntomas, pero no se trata la esencia de porque nos enfermamos. Para eso hay que contemplar la totalidad del problema y dentro de las patologías modernas el estrés es la causa primera y se centra fundamentalmente en los factores que llamamos hoy psicosociales”.

“El estrés, es una respuesta normal del organismo, ante situaciones adversas, que percibimos como peligrosas para la integridad física o emocional. Antes, se lo denominaba síndrome de la capacidad de adaptación. Esa reacción es instantánea e inconsciente. Los animales también la experimentan y ante una situación de peligro huyen o luchan por su vida. Pero es importante diferenciar entre el estrés normal y el estrés agudo, que se mantiene por tiempo prolongado”.

“Se puede dar por múltiples causas y está ligado muchas veces a la vida en grandes ciudades: por contaminación ruido, hostilidad urbana, ira, agresividad, soledad, el abandono de nuestros sueños. Pero cuando hablamos de estrés, siempre nos imaginamos personas que están vinculadas a las empresas o a una oficina, pero aquellos que se encuentran en la pobreza y marginalidad social, también lo sufren”.

Por otra parte Cólica explicó que según varios teóricos, el estrés laboral se produce cuando el individuo es consciente de que el sistema al cual pertenece es injusto por falta de reconocimiento, favoritismo y acomodos, corrupción, conflictos de roles,  conflictos salariales, competitividad o precarización. Esta sensación de injusticia es experimentada por el individuo todos los días de su vida, y eso lo entristece. También puede darse por sobre exigencias, que generalmente se da en las personas más responsables. Otra de las causas es el miedo a quedar afuera del sistema, que muchas veces da lugar a políticas de acoso y de sometimiento laboral, por parte de los superiores. Este tipo de acoso se denomina  “Mobbing”, descrito por Hanz Leniben (hace 70 años) donde también describe las personalidades del hostigador. El mobbing ataca directamente la dignidad de la persona y también puede darse entre pares.

Cabe destacar que, también, el estrés se da por las exigencias físicas que implican “ciertos trabajos, a lo que se suman conductas adictivas que sobrecargan las vías visuales, auditivas y sistema cognitivo, como lo es el caso del tecno estrés o síndrome de call center. Este síndrome es paradigmático, porque a quienes lo estudiamos nos sorprende su rapidez evolutiva”.

Los principales síntomas de una persona estresada son: “cansancio físico, jaquecas, contracturas, lumbalgias, problemas cervicales, sensación de agotamiento, gastritis, ansiedad, angustia y depresión.

Es importante destacar que: “los argentinos, en su mayoría, tendemos a sufrir estrés, debido a la sensación de inseguridad económica y social permanente que sufre nuestro país. Es decir, que vivimos en un permanente estrés psicosocial”.

Finalmente, Cólica concluyó que para tratar el estrés “es importante consultar profesionales, pero también es importante que nos aferremos a nuestros afectos, la contención de los seres queridos es esencial”.

 

X