El proyecto que surgió como una iniciativa del área de Gestión Ambiental y Género, en conjunto con la Dirección de Servicios Generales y Dirección de Sistemas de la Universidad Nacional de Chilecito, inició sus actividades en el día de ayer en la ex cantina de la Sede Centro, con la participación de una importante cantidad de miembros de la comunidad universitaria.
“El taller tiene por objetivo establecer algunas pautas sobre cómo vamos a gestionar la separación de residuos; y tiendo en cuenta las dos sedes de la universidad (centro y campus de Los Sarmientos), cuáles y dónde están establecidos los puntos fijos, para que la comunidad universitaria pueda acercar sus residuos. Para ello en esta oportunidad, hacemos entrega de cestos para acopiar los desechos orgánicos”, explicó la arquitecta Maria Quaglia del área de Servicios Generales.


En otro orden dijo además que “La Universidad es un actor dinámico dentro de la sociedad, es muy importante dar este primer paso. Tener el compromiso y una mínima actitud o acción con respecto al cuidado del ambiente, es generar un cambio. Existe un solo planeta tierra y hay que cuidarlo, tenemos que ser responsables con este tema” remarcó Quaglia.
Por su parte Elizabeth Castro, trabajadora no docente de la Dirección de Sistemas (DSIT) explicó durante el desarrollo del taller, cómo se tratan los residuos tecnológicos. “La Universidad tiene mucho material tecnológico que se encuentra obsoleto y muchas veces no sabemos qué destino darles. Este proyecto apunta a educar qué hacer con esos residuos”.


En cuanto a las acciones a llevar adelante en el proyecto, Maria Dolores Juri, responsable del área de Gestión Ambiental y Género de la UNdeC explicó que “vamos a colocar un contenedor grande para los papeles, otro para los residuos electrónicos y bolsas de arpillera para las tapitas de plástico. Además, cada oficina tendrá cestos para clasificar los residuos, ya sea yerba, saquitos de té, café. La idea es no generar más residuos de plástico, tenemos muchos bidones que los vamos a reutilizar”.
Dijo además que es muy importante poder extender esta iniciativa a toda la comunidad. “Chilecito tiene un gran problema, que es el no poder clasificar los residuos. En este sentido, la idea es ver cómo funcionamos nosotros internamente y después de eso ir gestionando para que el día de mañana pueda venir cualquier ciudadano de Chilecito y pueda depositar sus residuos electrónicos y nosotros contactarnos con alguna empresa para que los trate, como corresponde” puntualizó Juri.

Al cierre de la actividad, las profesionales agradecieron el compromiso de los trabajadores no docentes del área de Servicios Generales, por ser actores fundamentales en el cumplimiento de las acciones propuestas para el cuidado del ambiente.
El taller «Clasificamos y reciclamos en la UNdeC», se dictó nuevamente en el día de hoy, para todo el personal que desempeña sus funciones en el campus universitario de Los Sarmientos.