Desde la Escuela de Posgrado se dio inicio al cursado del primer Doctorado de la UNdeC dirigido a la formación en Educación de Jóvenes y Adultos. Cabe destacar que no sólo es el primero en nuestra Universidad, sino también el primero en abordar esta temática en América Latina.
El comienzo de la formación se dictó en modalidad virtual, con la presencia de los 33 profesionales admitidos, los docentes a cargo y la directora del Doctorado, Dra. María del Carmen Lorenzatti. Además, participaron de la presentación el vicerrector a cargo de rectorado, Dr. Germán Antequera; el director de la Escuela de Posgrado, Dr. Ángel Fusco; el secretario de Ciencia y Tecnología, Dr. Walter Robledo; la directora del Departamento de Ciencias de la Educación y la Salud, Lic. Rosana Quiroga; y la directora del Departamento de Evaluación y Acreditación, Dra. Leonor Gimerlfar; autoridades que han apoyado este proyecto desde su inicio, donde también se resaltó el apoyo del Ing. Néstor Bárbaro y del Lic. Jorge Arias, autoridades recientemente fallecidas.
Al respecto, Lorenzatti explicó que este doctorado: “No solo tiene el objetivo de formar sino de generar un espacio de debate, donde se puedan construir conocimientos en torno a la educación de jóvenes adultos, que es un campo de vacancia en las agendas internacionales y nacionales. Pero, a la vez, es un campo muy heterogéneo que abarca el estudio de las personas que no pudieron completar la escolaridad primaria obligatoria y aquellos que no iniciaron sus estudios en la etapa infantil; la dimensión pedagógica de los movimientos sociales y organizaciones sociales; los procesos de formación docente y el análisis de los procesos de enseñanza de lectura, escritura, matemáticas, ciencias; los conocimientos y saberes que tienen los sujetos que no leen y escriben convencionalmente; las políticas de educación de jóvenes adultos; la relación con la educación rural, con la educación en contextos de encierro, con la educación de adultos mayores, la relación entre educación y trabajo. Es decir que hay una amplia gama de problemáticas que forman parte del campo de la educación de jóvenes adultos y lo cual resulta muy importante en la formación de investigadores”.    
En cuanto a los admitidos comentó que: “el grupo de doctorandos tiene un amplio conocimiento del campo de la educación de adultos, resaltando la diversidad de disciplinas de la que provienen los profesionales, como, por ejemplo: ingenieros agrónomos, médicos, especialista en gestión ambiental, etc. Además, son provenientes de diferentes provincias, pero principalmente de La Rioja. Cabe destacar que once de estos profesionales pertenecen a la UNdeC, lo cual no es un dato menor, ya que ayuda a medir el impacto que puede llegar a tener el Doctorado hacia adentro de la institución”.
Estructura innovadora de la carrera
Como toda formación de posgrado, el Doctorado en Educación de Jóvenes y Adultos posee una estructura académica con espacios curriculares, pero además de esto se ha creado una comisión de seguimiento que tendrá a su cargo tutorías con el objetivo de acompañar los procesos de investigación de cada estudiante en sus diversas etapas.
Por otro lado, el doctorado prevé la presentación pública de los proyectos de investigación que se desarrollen en la formación frente a un tribunal que será el mismo que escuchará la ponencia en dos oportunidades, es decir cuando el doctorando presente los avances de su proyecto de investigación que culmina en la tesis.
“Esto es inédito, ya que no sucede en ningún doctorado de la Argentina. Si bien en algunas carreras hay presentaciones previas, no se realiza con el mismo tribunal que va a evaluar la tesis. Por esto, desde nuestro criterio, esta modalidad asegura y garantiza una mirada en el tiempo del proceso de formación del doctorando”, afirmó Lorenzatti.
El Doctorado y la comunidad
Cabe destacar que desde este doctorado se han firmado convenios y se planifica continuar haciéndolo con instituciones universitarias, tanto nacionales como internacionales, para garantizar, en el momento en que la situación de emergencia sanitaria lo permita, intercambios de doctorandos desde la UNdeC hacia otras universidades y viceversa.
Además, posee una línea de extensión universitaria que prontamente desarrollará conferencias para docentes de toda la comunidad de Chilecito. Esto implica la apertura de la Universidad a través del posgrado a los distintos espacios sociales y educativos de la ciudad.
Al respecto, Lorenzatti finalizó expresando que: “Abrir el doctorado a la comunidad es una fuerte apuesta política y académica de la Universidad, ya que el cuerpo de docentes es de excelencia académica en relación con la educación de jóvenes y adultos, y viene trabajando desde hace varios años. Por esto, es un orgullo haber dado inicio a esta carrera”.