Sobre el IASO

El Instituto de Agricultura Sostenible en el Oasis (IASO) fue creado en el 2019 con el fin de  promover y propiciar la investigación, la innovación tecnológica y la transferencia para la agricultura con un enfoque en los sistemas agrícolas de los valles irrigados del Nor-Oeste argentino. Se suma al proyecto institucional de la UNdeC, el cual concibe a la Universidad como una comunidad asociada al saber, integrada por personas capaces de generar conocimiento original y prestando asistencia científica y técnica al Estado y a la comunidad.

En el Noroeste argentino, en particular la zona de influencia de la UNdeC, el clima es principalmente árido, con déficit hídrico acentuado para cualquier tipo de cultivo. La actividad agropecuaria se concentra fundamentalmente en los oasis irrigados, a partir de la canalización del agua de los ríos y la captación subterránea. Los oasis representan alrededor del 3% del territorio de estas provincias, pero concentran alrededor del 95% de las actividades agrícolas regionales, y alrededor del 98% de la población y de las actividades socioeconómicas. Debido fundamentalmente a la escasez de recursos hídricos es difícil ampliar la superficie productiva de estos oasis.

La agricultura y ganadería y sus industrias derivadas son las principales actividades económicas de las provincias del Nor-Oeste Argentino. En el oeste riojano, el valor de los productos y manufacturas de origen agropecuario ha crecido de manera sostenida en los últimos 20 años, asociado al desarrollo de la Vitivinicultura, la Olivicultura, la Nogalicultura y, actualmente, los Frutos Secos y la Horticultura. Esto ha generado procesos de crecimiento y desarrollo en algunas cadenas productivas caracterizados por la ampliación de mercados para productos locales, innovación tecnológica en el sector primario y agroindustrial e incorporación de bienes de capital. Sin embargo, todavía hay zonas de la provincia donde se mantienen situaciones de estancamiento social y económico y hay fuertes restricciones para generar procesos de crecimiento endógeno, tanto por las características de los recursos naturales que tienen como por la escasa disponibilidad de tecnología, infraestructura, capital y recursos humanos.

Es fundamental para estos oasis irrigados un manejo sostenible de los agro-ecosistemas, que permita una equilibrada combinación de tecnologías, políticas y actividades, basada en principios económicos y consideraciones ecológicas, a fin de mantener o incrementar la producción agrícola  en los niveles necesarios para satisfacer las crecientes necesidades de la población, sea económicamente viable y mejore la calidad de vida del productor y la sociedad, pero sin degradar el ambiente.