En reconocimiento del trabajo indispensable que realizan las secretarias, cada 4 de septiembre se homenajea a las mujeres que realizan esta tarea.

Existen dos historias que remontan al origen de esta fecha. Una cuenta que, en la segunda etapa de la Revolución Industrial, en el siglo XIX, Christopher Sholes inventó la máquina de escribir (1873) y su hija Lilian probó la creación de su padre, convirtiéndose así en la primera mujer dactilógrafa. Un siglo más tarde, y en homenaje al invento de Shloes, los fabricantes de las máquinas de escribir celebraron la fecha y planearon concursos para destacar a la mejor dactilógrafa; evento que logró fijar el Día de la Secretaria, aunque cada país opta por hacerlo en diferentes días.

La otra versión sobre esta conmemoración se remonta a 1942, en Estados Unidos, donde se reconocieron los derechos de estas trabajadoras y se creó la Asociación Nacional de las Secretarias. Una década después, Maria Barret, presidente de la asociación, organizó un evento que reunió a todas las secretarias y establecieron una fecha en honor a su labor: “la Semana Nacional de las Secretarias”.

Con el apoyo C. King Woodbridge, presidente de Dictaphone Corporation y Harry F. Klemfuss, el mundo se sumó a esta fecha y empezaron a celebrarlo.

Por otra parte, durante la década de los 60 las mujeres de América Latina reclamaron posiciones de trabajo, igualdad de oportunidades y salarios más justos, lo que derivó en los inicios de la década del 70 en la realización del primer Congreso Interamericano de Secretarias en Buenos Aires.

Fuente: www.efemeridesargentinas.com

X